Reflexiones de 2019 y nuevas metas para 2020-2019

Reflexiones de 2019 y nuevas metas para 2020

Reflexiones de 2019 y nuevas metas para 2020-2019

Como lo prometido es deuda, aquí te traigo el post del que hablé hace unos días en Instagram sobre mis reflexiones de 2019. Me gusta mucho hacer reflexiones y análisis de lo que funciona y de lo que no, porque es vital para seguir creciendo y avanzando. Pero sobre todo para tener una idea de cómo han ido las cosas.

Diciembre suele ser el mejor mes para revisar el año, crear informes y planificar. Para mi Diciembre ha sido un mes un poco loco. La primera quincena ha sido de trabajo a full, y la segunda vacaciones muy merecidas con mis personas favoritas. Por eso mi reflexión llega un poquito más tarde. Pero mejor tarde que nunca ¿verdad?

Para aquellos/as que acabáis de llegar al blog y no sabéis quién soy, ni que hago os lo cuento de forma bastante resumida ahora mismo.Si ya nos conocemos y no quieres que te aburra con esta chapa puedes bajar al siguiente título y seguir desde ahí.

Como bien dice mi página mi nombre es Irene Gallardo,ahora mismo en el momento de escribir este post tengo 31 añitos y llevo casi 3 como autónoma o freelance que suena más cool. Comencé como Community Manager y parece ser que cada cliente tiene una versión diferente de lo que es ser una Community así que he llevado ese título hasta Septiembre de 2019 cuando decidí que no quería seguir siendo Community sino Marketing Strategist o Mentora de Emprendedores. ¡Toma ya!

Ahora sí, vamos a lo que veníamos, las reflexiones de 2019.

Recuento de 2019: lo bueno, lo malo y lo de en medio

Reflexiones de 2019 y nuevas metas para 2020-2019

2019 ha sido un año de altibajos. Comencé el año con 4 clientes recurrentes con los que ya llevaba tiempo trabajando. Los números no eran malos del todo, pero el tiempo que me llevaba realizar el trabajo de cada cliente era alto y algo no cuadraba. Hice cuentas y decidí dejar algunos clientes. Febrero y Marzo pasaron más o menos igual, pero centrándome bastante en DogVibes (empresa que comparto con otros 4 socios).

Abril, Mayo y Junio fueron bastante bien en cuanto a facturación pero muy mal en cuanto a mi salud mental. Intenté coger bastantes clientes nuevos y llegó el caos. Algunos clientes me escribían en fin de semana, pasadas las 21 de la noche etc. Algo que siempre he tratado de evitar pero al centrarme en facturar dejé esa parte un poco descuidada…

Julio y Agosto fueron bastante más relajados, sobre todo agosto,cuando acabé con un cliente. Para mi sorpresa, en vez de cundir el pánico en mi cabeza y pensar que con un cliente no iba a conseguir mucho etc, todo cogió forma e hice un gran análisis de los dos años y pico que llevaba emprendiendo, lo que había aprendido (tanto bueno como malo) y lo que de verdad quería conseguir.

Agosto, fue un mes revelador en muchos aspectos de mi vida y decidí seguir mi instinto. Me quedé con el cliente que tenía y decidí invertir el resto de mi tiempo en seguir formándome como emprendedora, expandir mis contactos y crear el negocio digital que de verdad quiero.

Septiembre lo dediqué en su totalidad a planear mi página web, marca y definir bien lo que ahora es mi marca personal: Irene Gallardo.

Ahora bien, algo que quiero que entiendas es que para poder sobrevivir con un solo cliente es muy necesario elegir bien los precios a cobrar. En Junio me armé de valor y hablé con este cliente para decirle que el precio que habíamos pactado hacía ya año y pico no tenía sentido para mi y no me merecía la pena por todo el trabajo que hacía. Tendría que haber revisado todo eso antes, pero seguro que me entiendes si te digo que me daba pánico comentar el tema precios porque ¿y si me decía que no? Por suerte, tuve las agallas de tener la conversación, llegamos a un acuerdo y ahora tengo un precio por servicio justo, no por el mismo trabajo si no por trabajo todavía más cualificado y relacionado con mi experiencia.

No es oro todo lo que reluce

Durante Septiembre, Octubre y Noviembre logré sobrevivir con un solo cliente, centrándome en lo que te comentaba más arriba. Acabé algunos cursos muy importantes que me han ayudado mucho, extendí relaciones y contactos y comencé a centrarme en lo que realmente me gusta que es ayudar a otros emprendedores a crear sus negocios digitales rentables.

Pero no todo fue de color de rosas, en octubre mi abuela enfermó mucho y pasó las tres semanas más largas de mi vida en el hospital hasta que nos dijo adiós. Estuve a punto de comprar un piso que al final salió rana y no llegamos a ningún acuerdo. Octubre y Noviembre fueron meses duros emocionalmente. Pero seguía con mi ilusión por llevar a cabo mi proyecto que es lo que al final te hace seguir.

Puede parecer un poco locura solo tener un cliente durante tres meses, pero todo lo que planté en ese tiempo está comenzando a crecer ahora. Muchos de los contactos que he hecho quieren comenzar a trabajar conmigo para que les ayude con sus estrategia de marketing o para que les ayude a poner orden en el caos del emprendimiento con mentorías. Con otros emprendedores y emprendedoras estoy creando colaboraciones que veréis muy pronto.

De lo difícil se aprende

Lo que quiero compartir con esto es que puede que algunos meses no veas el retorno en euros, si no en contactos, eventos, colaboraciones… y eso está muy bien, porque todo tiene su tiempo y verás los resultados seguro, si lo trabajas.

Diciembre fue un mes interesante, gracias a gente que conoce gente y sabe de lo que trabajo me llegó un nuevo cliente, con el que por cierto estoy super contenta porque me encanta la visión y misión de la empresa. Y eso es lo que realmente me llama de este mundo emprendedor y marketiniano, la oportunidad de trabajar en y con proyectos que se alinean con mis intereses y en los que sé que puedo aportar mucho.

Vuelta a dos clientes, página web a medias, mentorías por cerrar y una gran lista de colaboraciones y potenciales clientes. Pues así es como me gusta acabar el año a mi 🙂

Conclusiones de 2019

Reflexiones de 2019

Si voy a emprender en algo, que sea algo que realmente me apasione.

Irene Gallardo

Emprender da mucha libertad, sobre todo porque puedo trabajar desde cualquier parte del mundo, aunque la mayoría de las veces elijo que sea desde mi mini despacho. Quiero aprovecharlo al máximo y poder crear la vida que realmente quiero.

  • Tengo que crear nuevos flujos con los clientes para que la comunicación sea mejor, en mis horarios y que lleve el menor tiempo posible.
  • Necesito crear objetivos o hitos de facturación para saber lo que realmente estoy ganando al mes. Con cuanto puedo vivir bien teniendo en cuenta mis gastos y los futuros gastos que se aproximan (¡hipoteca baby!).

La vida no es solo trabajar. Quiero disfrutar más de mi tiempo haciendo cosas que me gustan como pasar más tiempo en el parque con mis perras. Hacer yoga, pasar más tiempo con amig@s y emprendedores, asistir a más eventos,aunque sin pasarse, y viajar algo más.

Estas han sido las grandes conclusiones que he sacado del año 2019 y las he tenido muy en cuenta para crear mi estrategia de 2020.

2020: nuevos comienzos

Reflexiones de 2019 y nuevas metas para 2020-2019

2020 ya ha llegado y tengo preparado mi plan de acción para el primer trimestre y un boceto a largo plazo para todo el año.

Durante el primer trimestre del año me centraré en:

  • Adoptar nuevos hábitos más saludables
  • Subir la facturación a 2.500€ al mes
  • Crear buenas colaboraciones con otros emprendedores
  • Realizar eventos gratuitos para darme a conocer
  • Proporcionar información de valor a través del blog e Instagram
  • Expandir mi red de contactos
  • Comenzar con las Charlas para Emprendedores

Para que estas frases se conviertan en objetivos hay que ser algo más disciplinada y darles forma con tiempos y números. No quiero hacer este post tan largo así que lo dejaré así.

A finales de cada mes comenzaré a compartir informes mensuales sobre cómo ha ido el mes, que objetivos he cumplido y cuáles no, aprendizajes y nuevos retos para el mes siguiente. Con ello quiero no sólo darme un empujón a mi al hacerlo público y transparente, si no ayudarte a ti que estás empezando o simplemente necesitas esa motivación para continuar.

De verdad espero que este post te aporte valor, ya sea inspiracional, que te haya enseñado algo o que te haga pensar en lo que estás haciendo ahora mismo. Con eso me doy por más que satisfecha.

Espero tus comentarios si te ha gustado el post y quieres compartir algo conmigo y todos los emprendedores con propósito.

¡Hasta el próximo post!

Irene Gallardo Firma blog y email

2 comentarios en “Reflexiones de 2019 y nuevas metas para 2020”

  1. Eres una campeona e inspiras mucho a dar lo mejor de uno mismo y centrarnos más en todo lo positivo. Gracias por tomarte el tiempo de darte a conocer tan intimamente y aportarnos tanto entusiasmo.
    Un beso preciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *